Cargando...

Diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina (azúcar en sangre) suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce.



Tipos de Diabetes


Diabetes tipo I

También llamada insulinodependiente, juvenil o de inicio en la infancia. Se caracteriza por una producción deficiente de insulina y requiere la administración diaria de ésta hormona.



Síntomas
  • Excreción excesiva de orina (poliuria)
  • Sed (polidipsia
  • Hambre constante (polifagia)
  • Pérdida de peso
  • Trastornos visuales y cansancio.
Diabetes Gestacional

La diabetes gestacional es un estado hiperglucémico que aparece o se detecta por vez primera durante el embarazo.


Diabetes Tipo 2

También llamada no insulinodependiente o de inicio en la edad adulta. Se debe a una utilización ineficaz de la insulina. Este tipo representa el 90% de los casos mundiales y se debe en gran medida a un peso corporal excesivo y a la inactividad física.


Síntomas

Los síntomas pueden ser similares a los de la diabetes de tipo 1, pero a menudo menos intensos. En consecuencia, la enfermedad puede diagnosticarse sólo cuando ya tiene varios años de evolución y ya han aparecido complicaciones.



¿Cómo se puede prevenir?


La importancia de una dieta saludable

Consumir entre tres y cinco raciones diarias de frutas y hortalizas, reduciendo la cantidad de azúcar y grasas saturadas ayuda a evitar los riesgos.


Evitar el sobrepeso

Es fundamental alcanzar y mantener un peso corporal saludable, en base a una buena dieta y a la realización de ejercicio físico diario.


No fumar

Evitar el consumo de tabaco disminuye el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.


Recuerde: El diagnóstico se puede establecer tempranamente mediante un análisis de sangre. Por eso, es fundamental la realización periódica de controles médicos.


Algunas consecuencias de la Diabetes:

  • Aumenta el riesgo de cardiopatía y accidente vascularcerebral (AVC).
  • Incrementa el riesgo de úlceras en los pies y en algunos casos es causa de amputación.
  • Deteriora la visión e incluso puede generar la ceguera.
  • Produce insuficiencia renal.
  • Los síntomas frecuentes consisten en hormigueo, dolor, entumecimiento o debilidad en los pies y las manos.
  • En los pacientes con diabetes el riesgo de muerte es al menos dos veces mayor que en las personas sin diabetes.